viernes, 28 de junio de 2013

El poder del silencio

El silencio tiene una energía que es como ninguna otra fuente. Tiene el poder de hacer que la gente a actúe y piense, puede ayudar a calmar la mente, y es un poderoso aliado en la talla de asesoramiento y coaching(guia/motivador) de vida.

El problema con el silencio es que muchas personas sienten la necesidad de llenar el vacío de silencio con la charla innecesaria, con la TV, con la música, con el ruido de algún tipo. El silencio puede ser desconcertante y puede hacer que la gente se sienta incómoda y sola, por eso el mundo está lleno de televisores que se han dejado prendidos aun cuando nadie los está mirando, porque los utilizan como ruido de fondo.

¿Qué sucede cuando hay silencio?

Nos dirigimos hacia nuestros pensamientos y enfoque hacia nuestro interior y fortalecemos el poder que necesitamos para realimentar nuestras mentes positivamente. Nuestro ego se desconecta temporalmente o por lo menos hacemos que se calle un poco, y empezamos a ver el mundo real como debe ser. Nuestros pensamientos se interponen en el camino de nuestra realidad a veces y que no vemos la belleza del mundo que nos rodea. Cuando hay silencio hay tiempo para la introspección y permitimos que nuestro verdadero yo a hable, no el ego, no la mente consciente, pero el verdadero ser conectado a la corriente de energía que nos rodea.


Ejemplos de cuándo usar el silencio

1. Durante las discusiones. Uno de los mejores momentos para utilizar el poder del silencio es durante una discusión es permanecer en silencio. El ego estará tratando de forzar su salida de uno mismo e intentar terminar la discusión, pero tú eres el controlador, no el ego. Cuando alguien está gritandote, en busca de una discusión o simplemente molestandote puede tomar literalmente, todo el poder de ellos y mantener toda tu energía con sólo mirarlos y decir absolutamente nada. Esto es extremadamente difícil de hacer pero muy potente.


2. Chismieando. Cuando hay una multitud de personas en el lugar de trabajo existen chismosos que hablan de otras personas. La cosa con los chismes es que es contagiosa. Cuando no nos gusta alguien y alguien empieza a hablar de ellos, naturalmente, tienden a expresar nuestra opinión, he hecho eso un montón de veces y tengo que constantemente detenerme.

Trata de evitar "contraer el virus" de chismes y utilizar el poder del silencio cada vez que se produce. Si eres un chismoso tu mismo/a y la gente alrededor empiezan a notar que "no eres el mismo que usualmente eres" no dés una explicación solo salte diciendo que tienes trabajo que hacer o lo que sea, muy pronto vas a estar fuera de la "telaraña" de chismes.


3. Cuando alguien está hablando. El silencio es una gran herramienta para los consejeros, si se utiliza de la manera correcta. También es ideal cuando se escucha a los amigos y familiares.

Deja que la gente hable, y escucha y usa tus expresiones faciales y los movimientos ya que es una forma de demostrar que se está escuchando. Esto puede ser una cosa difícil de hacer, pero muy poderosa tanto para ti, como para el oyente, y la persona que habla.

Encontrarás que como practicas esto, más gente viene a hablar contigo ya que se le conoce como un oyente. Obviamente hay momentos para hablar durante la conversación, sin embargo, cuando lo hace, asegúreste de que es para frasear lo que el hablante está diciendo o haciendo preguntas para obtener más información, no lo hagas de ti mismo.

Cuando la gente quiere saber más acerca de ti se le harán preguntas, este es el momento de hablar de uno mismo, pero siempre que el oyente forme parte de la conversación.

Entradas populares