martes, 17 de noviembre de 2015

La llave para todo

Mientras continues atado o atada tu misma al pasado recordando tus errores entonces
no podrás avanzar libremente hacia el futuro, permitete tu mismo liberarte de lo que ya no te ayuda
a mejorar en tu vida personal. Los errores del pasado no te librarán nunca de lo que ya no se puede resolver. "Suelta" lo que te hace sentir frustrado, suelta lo que ya no te mejora, suelta lo que solamente te entristece y verás que tu vida estará cambiando positivamente. Suelta los rencores que solamente te aprisionan y no te dejan seguir adelante en el presente, en el nuevo pasado, mantente siempre libre de todo lo que fué es y sea negativo para ti, suelta lo que no te deja sonreir, suelta lo que no te permite lidiar con otros retos que mejorarán tu experiencia para encontrar mejores soluciones a tus problemas.

No te ates a algo que no te mejora

Digamos el alcohol no mejora sino empeora, pero lo mismo es con los pensamientos negativos y lo que creemos que puede mejorarnos aun siendo algo negativo, no importa en que situación estés si sueltas lo que te hace sentir triste, lo que te hace sentir enojado, lo que te hace sentir odio te sentirás poco a poco mejor. Uno mismo se ata como atar un caballo a un árbol al continuar pensando en lo mismo y dandole demasiada atención. Por ejemplo si te enamoraste de alguien en el pasado y no has visto a esa persona, solamente piensa en los momentos bonitos en lo que te hizo sentir feliz de esa persona, en lo mejor de ese tiempo no piensas en los momentos tristes porque entonces te estarás atando a lo que no te mejora emocionalmente.
Creemos mejorar al permitir influencias negativas externas tomar control de nuestras emociones, como por ejemplo: escuchar los llamados "chismes" negativo sobre otra persona solamente va a incrementar tu odio o rencor hacia él o ella.

Suelta y deja ir

¿Ella o él no quieren estar a tu lado? dejalo ir o dejala ir, si vuelve es porque realmente te ama y te va a hacer feliz, pero si no vuelve es para mejor, siempre habrá alguien mejor que te hara sentir feliz y las cosas que la otra persona no logró.  Los seres humanos por defecto o en otras palabras por instinto solemos "atarnos" a personas de las cuales pensamos que estamos enamorados, pero despues de fracaso en fracaso descubrimos la verdad o como dicen en algunos paises: nos damos cuenta que lo que sentimos por esa persona es capricho o atracción nunca fué amor y si no fué amor mutuo nunca será duradero.

miércoles, 8 de julio de 2015

Cuando las cosas cambian

Cuando no notamos el cambio de la edad es cuando no estamos al tanto de que vamos a cambiar, de que las cosas cambian y si no existen cambios nada avanza. Nosotros como seres humanos la mayoria de las veces reusamos a cambiar nuestra forma de ser porque nos sentimos cómodos asi como actuamos, pensamos y lidiamos. El ser humano reusa a cambiar pero sin saber que cambiar de una actitud negativa a una actitud positiva siempre es necesario para mejorar nuestro mundo. Conoci a una mujer que nadie quiere asi mismo a un hombre que nadie quiere pero era su actitud de rechazo a los demás y rechazo a sonreir, nadie queria estar cerca de ella y de él. La edad es algo que no podemos evitar pero controlamos nuestros cambios  en nuestro caracter, por eso mismo si cambiamos nuestra actitud ante la gente y la vida, eventualmente logramos conquistar hasta nuestros temores más viejos: tenia miedo que me rechazaran, tenia miedo que mi forma de ser no les agradara, si cambio de una persona negativa a una persona positiva tengo miedo que no me acepten, y asi sucesivamente nuestros temores nos evitan cambiar. Todos los dias aun los lunes si nos levantamos a recibir el dia valorando lo que tenemos, eventualmente nos encontraremos en el camino hacia un mejor futuro. Valora cada dia e intenta un cambio, valora tu edad sea cual sea y aceptate mientras realizas cambios de la siguiente manera: hoy sonreiré más, hoy me valoraré más y valoraré más a quienes me rodean, hoy seré más atento y agradable con la gente, hoy me sentiré y me siento feliz de mi edad!!

lunes, 13 de abril de 2015

Dejar la ira y el odio


La ira, el odio y el rencor son sentimientos que debemos dejar en el pasado
o siempre nos sentiremos prisioneros de emociones negativas que solamente
nos causan malos ratos. La verdadera libertad empieza en nosotros mismos al
librarnos de todo sentimiento negativo que nos persiga a lo largo del camino.
El amor siempre estará vigente si se lo permitimos pero el odio eventualmente
se consume solo y nos deja siempre un mal sabor y dolores de cabeza, no vale la pena odiar
pero si vale la pena amar!

martes, 7 de abril de 2015

caminante

A veces o la mayoria de las veces es mejor que sigamos nuestro propio camino y no el de
los demás, continuar nuestro camino hacia aquello que deseamos, hacia nuestros sueños no es egoista, es necesario porque asi nos ayudamos nosotros mismos y a los demás. No camines por el mismo camino, haz un sendero con todo ese potencial que vive en ti.

Aprendamos

Nunca permitamos que la amistad y el amor sea dividido por el odio y resentimientos
aprendamos a querernos y a valorarnos nosotros mismos para asi poder aprender a querer y valorar a quienes nos aman de verdad.

martes, 17 de marzo de 2015

Las 7 ‘eses’ de la gente competitiva… y además feliz.



Un pequeñísimo extracto de la obra de Stephen R. Covey: 
"Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva", un best seller cuya lectura os recomiendo porque, a pesar de haber sido publicado ya en 1989, aún hoy nos resulta de gran ayuda.
Y una buena manera para poner en práctica aquellos buenos propósitos que nos marcamos antes de que sonaran las doce campanadas.
Las claves para potenciar nuestra inteligencia emocional en el trabajo:
"S" de saludable
Cuida tu salud física. Haz ejercicio, aliméntate adecuadamente para contar con la energía necesaria no sólo para realizar tu trabajo, sino para mantener tu salud mental.
"S" de sereno
Controla (que no reprime) tus emociones, sobre todo la ira. Ten paciencia y tacto en tus relaciones con los demás, practica la empatía. Periódicamente, a lo largo del día, haz pequeños ejercicios de relajación.
"S" de sincero
Haz que la ética, la honestidad y la justicia sean tus guías. Sé abierto, respetuoso y asertivo a la hora de manifestar tus puntos de vista. Di las cosas con franqueza y respeto.
"S" de sencillo
Compórtate con humildad y simplicidad. No dejes de dar a conocer tu valor y tus logros, pero hazlo sin presunción ni prepotencia. Asume que todos tienen sus propios méritos y todos, también tú, sus "defectillos".
Concédele el justo valor que se merece a lo material: evita la pompa, la ostentación propia del que necesita presumir para que no se note aquello de lo que carece
"S" de simpático
Sé abierto, cordial, amable, cortés. Pon un toque de humor en las conversaciones, por supuesto evitando las burlas, el cinismo o el sarcasmo.
"S" de servicial
Ayuda a los que te rodean, por el simple placer de ayudar: disfruta del altruismo.
"S" de sinérgico
Colabora con tus compañeros, crea equipos para poner en conjunto y aprovechar lo mejor de cada uno, consciente de la importancia de motivar a los demás, de liderar, de contagiar entusiasmo sin imponer criterios propios

jueves, 12 de marzo de 2015

Un anciano encontró $95 000, que su esposa le había escondido por años, y todo por una razón increíble


El anciano y la anciana estuvieron casados por más de 50 años. Nunca tuvieron  secretos el para el otro, pero había una cosa que la una mujer le pidió a su esposo: nunca mirar en la vieja caja de debajo del zapato, que guardaba en el estante superior en su armario.
El esposo ni siquiera llegó a preguntar acerca de la caja misteriosa… pero una vez, cuando su esposa se enfermó y cayó en cama, decidió contarle el viejo secreto y le pidió llevar la caja al hospital.
El viejo fue a casa, tomó la caja y la abrió. ¡Dentro había dos muñecas hechas a mano y también $95 000 atados a una simple liga!
“¿Pero… por qué? ¿De qué manera?” – tartamudando, pronunció el sorprendido esposo.
“Antes de que nos casaramos, – comenzó a contar la mujer, – mi abuela me contó el secreto para un matrimonio feliz y sin peleas. Ella me aconsejó, que si yo me enojaba contigo, no tenía que gritarte ni pelear, sino callarme y coser una muñeca. Eso me ayudaría a tranquilizarme”.
El anciano estaba conmovido. En la caja solamente había dos muñecas cosidas… parece ser que ella se había enojado con él solamente dos veces durante tantos años de matrimonio. Él se acercó a ella, la abrazó y la besó.
“Pero dime, ¿De dónde sacaste tanto dinero?” – le preguntó a su esposa.
“Ah… tu preguntas acerca de eso, - dijo ella con una sonrisa – Este es el dinero que gané vendiendo las muñecas”.
Si esta historia te hizo sonreír, ¡Cuéntasela a tus amigos!

martes, 10 de marzo de 2015

Ejercicio de un minuto para cuidar de ti mismo


Antes de poder atender a algo o a alguien, debo aprender a atenderme a mí mismo.

La dualidad de nuestra mente nos da la sensación a través de nuestros sentidos de separación, pero si profundizamos en la física cuántica todo lo que vemos, lo que nos rodea,  si vamos hacia afuera, ese todo en el exterior eres tú.

Cada persona es única y especial, pero en la ley del uno todo, somos un microuniverso en el macrouniverso. Cuando miramos a través del “yo” debemos entender que allí está la llave para mejorar y buscar nuestro propio cambio interior.

¿Por qué es eso tan importante?

Porque cuando dedicamos tiempo a nosotros mismos, cuando tenemos buen cuidado de nuestro “yo” de nuestra personalidad, nos sentimos más saludables y felices, y vibramos en forma positiva. Sólo entonces podemos atender a otras personas.

¿Qué les pasa a las personas tan infelices, tan desgraciadas, que sufren una fuerte depresión?

No hacen caso de nadie…, ni de sí mismas, ni de las demás, ni de nada de cuanto les rodea.

Justamente, eso es lo que les pasa, No hacen caso de nada. ¿Y qué les ocurre a las personas que están al lado de alguien que no hace caso de nada?

Es muy  deprimente.

Por tanto, las personas que cuidan mal de sí mismas también son perniciosas para los demás. Si cuidaran mejor de sí mismas, ¿no sería esto una ventaja para los demás?

¿Cuál es el primer síntoma de recuperación en un paciente deprimido?

Que empieza a cuidar de sí mismo. Recobra la costumbre de peinarse el cabello, por ejemplo, y mucho más, siente ganas de vivir…

En efecto. Las personas sanas cuidan de sí mismas; las enfermas, no.

Volvernos un  cuidador de nuestra mente, es tomar el control para tener consciencia a que información estamos expuestos. Tú también puedes hacerlo, si quieres, pero solo depende de ti.

Imaginemos, si te parece que eres el honrado cuidador de un bello jardín en una magnífica Finca, sería un buen ejemplo, esa seria tu mente. Gente de todo el mundo viene a ver tu jardín, y admiran tu trabajo, y también a ti.

Considera, mentalmente, las hermosuras de tu labor. Respira las fragancias, por favor imagina esa escena.

¿Qué tal resulta eso de ser un cuidador de tu mente?

Para experimentar el equilibrio, debes contemplar las tres zonas principales de tu jardín: yo, tú y nosotros.

Quiero decir que cuidando de mí mismo, cuidando de ti y cuidando de nosotros, el equilibrio se manifiesta, para entenderlo mejor:

Con el yo me refiero a mí mismo, El tú es el yo que hay dentro de ti, y que tiene mis mismas necesidades fundamentales. De manera que cuando pienso en ti puedo comprender las necesidades de tu yo.

Y el nosotros es la relación que existe entre tú y yo…y ese tú puede ser un miembro de mi familia, un socio, o un desconocido de otro continente, el vínculo energético, un seguidor, etc. la unidad.

La pregunta que te debes estar haciendo es:

¿Cómo cuidar de mismo?

Sencillamente cuando no cuidaba de mí mismo. Al principio, ni siquiera sabía qué era lo que no funcionaba, sólo que no estaba contento con mi éxito, ni con mi familia, ni con mis amigos, etc.

Había permitido que mi vida se desequilibrase.

¿Y qué debemos hacer entonces para lograr ese equilibrio con la ley de atracción?

Por fácil que parezca, hacer alto varias veces al día para dedicarte un minuto a ti mismo.

Un minuto no es mucho tiempo, y te preguntaras para qué?
Lo suficiente para llegar a ser totalmente consciente.

Debes realizar este simple ejercicio:

Mira el reloj y luego quédate quieto y callado. No mires otra vez el reloj hasta que te parezca que ha transcurrido un minuto, ni un segundo más, ni uno menos.
Transcurrido lo que creas ser un minuto, mira tú reloj. Te sorprenderás!!!

Cuando estamos callados, un minuto es mucho tiempo.

¿Y por qué hacer esta meditación de consciencia de un minuto?

Porque, en un minuto de silencio a solas contigo mismo, primero adquieres conciencia, de lo que estas haciendo, y luego puedes elegir si vas a buscar un camino mejor.

Además de las otras cosas que debes hacer para cuidar del yo, el tú y el nosotros, debes  invertir en ti mismo y en los demás ese minuto extra ¡Y esa es toda la diferencia!

Y te preguntaras ¿Cómo hago eso?

Sencillamente, pregunto al yo: ¿Existe, ahora mismo, una manera mejor de cuidar bien de mí mismo? Por extraña que parezca, funciona.

Cuando me detengo a considerarlo en silencio durante un minuto, a menudo encuentro esa manera. Y entonces lo pongo en práctica tan pronto como sea posible.

¿Y cómo consigues hacerlo con el tú?

Animando a ese tú (que es el yo que vive dentro de ti) para que vea que tú y yo somos parecidos.

Tú también necesitas hacer buen caso de ti mismo. Yo te invito a tomarte un minuto para detenerte y hacerte a ti mismo la misma pregunta en silencio: ¿Existe, ahora mismo, una manera mejor de cuidar bien de mí mismo y de mejorar mi vida?


¿Y cómo cuidamos de nosotros?

Invitando a cada uno de nosotros a tomarse el tiempo necesario para preguntarnos calladamente:
¿Estoy pidiéndole a la otra parte de nuestra relación que haga lo que es imposible (cuidar bien de mí), en vez de procurar que cada cual haga buen caso de sí mismo, lo cual permitiría que todos juntos tuviéramos una relación mejor?


Tomarme un minuto varias veces al día para detenerme y contemplar lo que estás haciendo es como conducir por tu ciudad y detenerte delante de los semáforos en rojo. Esos semáforos te ayudan a llegar con seguridad a tu destino.

Una vez adoptado el compromiso de hacer algo todos los días para cuidar de mí mismo, encuentro numerosas maneras de ponerlo en práctica. Basta con que recuerde hacer caso de mí mismo tan bien y tan a menudo como hago con otras personas.

De cualquier manera, cuando hago algo para mí mismo me siento atendido y eso me hace feliz.

Lo que hagas tú para cuidar de ti mismo posiblemente será distinto de lo que yo hago. En realidad,  parte de la satisfacción que proporciona el hacer caso de ti mismo consiste en descubrir qué cosas son las que te agradan en exclusiva.

Lo que yo hago para cuidar de mí mismo es usar mis audios mp3 subliminales diariamente, realizar mis ejercicios de meditación y practicar Aikido.

Pero, por lo general, siempre empiezo de la misma manera.
Primero me tomo ese minuto extra, al comenzar la mañana, para detenerme y preguntarme:

¿Existe para mí, en este instante, una manera mejor de cuidar bien de mí mismo?

Y esa respuesta me pone en sintonía con mi entrenamiento mental, conduciendo a un cambio en mi comportamiento o en mis patrones mentales más profundos.

Trátate a ti mismo como te gustaría que me tratasen los demás…

Sensei Diego

sábado, 7 de marzo de 2015

El tiempo


Uno de los errores más extendidos entre la gente,
es creer que tenemos mucho tiempo.

No, no tenemos todo el tiempo,
la vida es breve y tenemos que aprovecharla.

Ser esclavos de alguien o de algo,
es renunciar a ese tiempo.

No hacer lo que se debe,
es desperdiciar tiempo.

No vivir conforme a tu conciencia,
es no aprovechar el tiempo.

Estar enfadado con alguien,
es perder el tiempo absurdamente.

Ganar tiempo es hacer las cosas que nos gustan,
estar con los que apreciamos y nos aportan algo positivo.

Ganar tiempo también es vivir el presente sin prejuicios.


¡AMA!

El amor es el único sentimiento,
para el cual no existen credos,
Razas, clases sociales, edades, ni posiciones.

Todos los otros sentimientos,
gozan de preferencias:

La vanidad es sólo de los tontos;
el orgullo de los torpes;
la bondad de los privilegiados;
la generosidad de los caritativos;
el odio de los incultos;
la maldad de los perversos;
el egoísmo de los despreciables;

¡Pero el AMOR, es de todos!

El amor alimenta a todas las vidas por igual,
con la misma alegría, se alberga en el pecho del blanco, del negro, del pobre, del rico...
Por eso, ejerce sin medida
ese privilegio
¡AMA!

Serenidad


La tranquilidad de la mente es uno de los bellos logros de la sabiduría; es el resultado de un esfuerzo largo y paciente en el dominio de sí mismo. Su presencia es indicadora de una experiencia madura y de un conocimiento más que ordinario de las leyes que rigen el funcionamiento del pensamiento.

El  ser humano alcanza la tranquilidad en la medida en  que se entiende a sí mismo como un ser que evoluciona, a partir del pensamiento. Para adquirir tal conocimiento, necesita entender que los otros también son  el resultado de la evolución del pensamiento. Una vez que desarrolla dicho  entendimiento, ve con mayor claridad las relaciones internas de las cosas, por la acción de la causa y el efecto y cesa su agitación, su enfado, su preocupación y su congoja, permaneciendo en equilibrio, inalterable y sereno.

El ser humano, luego de haber aprendido a cómo gobernarse, sabe cómo adaptarse a otros.  Éstos, a su vez, respetan su fortaleza espiritual y sienten que pueden aprender de él y confiar.

Cuanto más tranquila sea una persona, mayor es su éxito, su influencia y su poder para hacer el bien.

Un ser humano fuerte y calmado es siempre amado y estimado. Es como un árbol que brinda sombra a la tierra sedienta o una roca,  tras  la que poder  resguardarse durante una tormenta. ¿Quién no ama a  un corazón tranquilo y  a alguien poseedor de una vida dulcemente templada y balanceada? No importa si llueve o hace sol, o qué cambios ocurran en el poseedor de estas bendiciones, pues siempre será  tierno, sereno y calmado.

El equilibrio de carácter que  denominamos  serenidad es la lección final de la cultura; es el florecimiento de la vida, el fruto del alma. El mismo es tan preciado como la sabiduría y debe ser más deseado que el más fino oro.

¡Cuán insignificante se ve aquél que tan  sólo busca los bienes materiales, dejando de lado una vida serena; aquélla que mora en el océano de la Verdad, por debajo de las olas, fuera del alcance de las tempestades, en eterna calma!

Cuánta gente conocemos que envenena y destruye el equilibrio de sus vidas, arruinando  todo lo que es dulce y bello en las mismas,  como consecuencia de un temperamento explosivo.

Sólo el hombre sabio, aquél cuyos pensamientos están controlados y purificados, logra que los vientos y las tormentas del alma le obedezcan.

A  todas aquellas almas sacudidas por la tempestad, donde quiera que estén y  sea cual fuere la condición bajo la que vivan, les digo que en el océano de la vida las islas de la dicha sonríen, y que la orilla soleada de su ideal espera su venida.

Mantén la mano firme sobre el timón de tus pensamientos. En la barca de tu alma se reclina el Maestro al mando… tan sólo está dormido… ¡despiértalo!

El control de ti mismo es poder; el pensamiento correcto es maestría, la calma es poder. Repite dentro en tu corazón

martes, 3 de marzo de 2015

EPILOGO SOBRE LA SOMBRA


Querida sombra, te permito que te manifiestes; tu liberación es mi futura Sabiduría; tu expresión me permite realizar mi plenitud.
Sal del anonimato, para que pueda conocerme.
Sal del anonimato, para que pueda saber cuál es mi potencial.
Sal del anonimato, para que pueda conocer mi capacidad de expresión.
Sal del anonimato, para que mi creatividad se exprese al máximo nivel.
Conocerte, me permite liberarme del bien y del mal.
Liberarte, me permite encontrar las puertas del conocimiento y mi divinidad.
Trabajar contigo, me permite encontrar la vida auténtica; me permite liberarme de las ataduras basadas en las opiniones de los demás, en sus críticas, en sus proyecciones, en sus manipulaciones.
Ahora se que todo lo que me rodea forma parte de mi. Ahora se que lo que me rodea es el espejo en el cual puedo verme a mi mismo y ver todos los aspectos que no podía ver.
Gracias por permitirme reírme de la vida, porque el humor y la risa son una puerta para poder expresarme.
El humor es la conexión con la relatividad de las cosas. No tomarme demasiado en serio me permite liberarme. Así sale a relucir aquella parte escondida y entonces puedo reírme con ella.
Gracias sombra, porque escondes el oro del cual yo no era consciente. Hacerte brillar me permite brillar y cuando brillo, todo lo que me rodea brilla, porque mi percepción queda sanada y me permite vivir otra realidad: reflejo de la realidad que pueden vivir los demás.
Si puedo elegir lo que hago en el mundo, entonces puedo elegir Asumir Mi Responsabilidad por todo lo que Creo en él.
Enric Corbera. El Observador de Bioneuroemoción

viernes, 27 de febrero de 2015

El Maestro y el alacrán


Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.
Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose.
El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó.
Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo: "Perdone, ¡Pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?"
El maestro respondió: "La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar".
Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.
No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño!! ...sólo toma precauciones. 
Algunos persiguen la felicidad; otros la crean.

sábado, 21 de febrero de 2015

7 hábitos matutinos para ser una persona más productiva


¿Eres de esas personas que aprietan el botón Snooze del despertador todas las mañanas? ¿Llegas al trabajo con cara de Zombie y hasta que no te tomas un café no te activas? En este artículo te proponemos 7 hábitos matutinos que te transformarán en una persona mucho más productiva el resto del día.
Si piensas que no vas a ser capaz de llevar esta rutina durante mucho tiempo, no te preocupes, inténtalo durante 30 días y verás que no querrás volver a tu rutina anterior. ¡Adelante, comenzamos con el punto número uno!

1. Despiértate 20 minutos antes.

Está comprobado que el rendimiento de una persona es mucho mayor por las mañanas que por las noches. Aunque pueda resultar duro al principio, es mejor despertarse todas las mañanas 20 o 30 minutos antes, aunque sea a costa de acostarse más temprano.
Estos 20 minutos pueden generar un gran rendimiento si se aprovechan de forma eficaz: conseguirás activar tu cuerpo y tu mente, tener un día más productivo y ser un poquito más feliz. Podrás hacer un poco de ejercicio, meditar sobre los objetivos del día y disfrutar adecuadamente del desayuno.
La Universidad de Toronto realizó un estudio en 2013 publicado por la revista Emotion que reveló que los madrugadores reportan mayores niveles de satisfacción, bienestar y productividad. Esto se debe a que su reloj biológico se adapta más rápido a las actividades sociales posteriores.
Y es que ya lo decían nuestros abuelos: “A quién madruga dios le ayuda”.

2. Despierta con música.

La mañana es la parte del día en la que nuestro organismo está más predispuesto a la estimulación de nuestro entorno, es por ello que las mañanas son un buen momento para meditar, reflexionar y escuchar música
. Muchos estudios revelan que escuchar música tiene grandes beneficios en nuestro desarrollo personal.
Despertarse todas las mañanas con música potencia el razonamiento abstracto, mejora la capacidad de aprendizaje y reduce la ansiedad. Casi todos los estilos musicales aportan dichos beneficios, pero la música instrumental y la música clásica son las más avaladas por los estudios de universidades de todo el mundo.

3. Haz la cama todos los días.

Aunque parezca algo trivial, hacer la cama todos los días es un hábito muy beneficioso. Las madres no son las únicas que opinan esto, los cuerpos militares dan buena fe de ello y es lo primero que hacen todas las mañanas.
Y esto tiene un sentido lógico, y así es como lo explicó en la Universidad de Texas el Almirante McRaven (de la Marina de los Estados Unidos):
“Si haces la cama todos los días, estarás despertando continuamente con una tarea cumplida. Esto aporta un pequeño sentimiento de orgullo que te empujará a realizar la siguiente tarea y la siguiente después de esta”
Al final del día, podrás comprobar como una pequeña tarea completada se habrá convertido en muchas tareas completas. Además, hacer la cama, refuerza el hecho de que las pequeñas cosas también importan”
Aquí podéis ver el video del Speech completo

4. Prepara la ropa que te vas a poner la noche anterior.

Uno de los factores que más hacen procrastinar a las personas por las mañanas es el no saber qué ropa se van a poner ese día. Nos hace quedarnos en la cama más tiempo del necesario, vagueando y dándole vueltas a la cabeza sobre qué nos vamos a poner. Por este motivo es muy importante prepararse la ropa la noche anterior. Despertarás y no tendrás excusa para vestirte y comenzar con energías la mañana.

5. Haz un poco de ejercicio.

Si acostumbras a tu cuerpo a hacer un poco de ejercicio todas las mañanas, el cuerpo se acostumbrará a activarse y prepararse para el día antes de la hora en la que suene el despertador.
Tendrás un despertar menos traumático y más enérgico. Las hormonas se habrán preparado para la regulación sanguínea y el bombeo del corazón, de este modo también evitaremos complicaciones cardiacas.
Y por si esto fuera poco, también tendrás todos los beneficios adicionales que tiene el hacer ejercicio a cualquier hora del día y que ya de sobras conoces.

6. Relájate y medita sobre las tareas del día.

Después de haber realizado un poco de ejercicio, tómate 10 minutos, relájate y piensa en las tareas que tienes que realizar a lo largo del día.
Hacer una priorización mental o en una checklist de las tareas diarias, te ayudará a mantener los objetivos a la vista
Ahora que ya te has relajado y organizado, es momento de ducharse, vestirse y tomar un desayuno sano que te recargue de energía.

7. No enciendas el móvil hasta después de haberte duchado, vestido y desayunado.

Ya estás listo para enfrentarte a un nuevo día. Puedes encender tu móvil y comenzar con tu rutina, notarás que estás más fresco, con más energía y con ganas de comerte el mundo. No enciendas el móvil hasta este momento ya que es una fuente de distracciones que te hará olvidar tu objetivo.
No olvides que ya has completado las primeras tareas del día, ahora solo es cuestión de continuar completando tareas, al final del día te darás cuenta de lo productivo que has sido.

Estar vivo


La mejor noticia que podemos recibir cada mañana es la de que aún continuamos con vida; sin embargo, lo más probable es que esta mañana usted haya abierto los ojos, se haya levantado apresuradamente y, aunque suene ilógico, se haya percatado de todo, menos de que aún esta vivo.

¿Cuál es la diferencia entre vivir inconsciente de que se disfruta de estar vivo, y vivir consciente de estar gozando del privilegio de estar vivo?

La diferencia estriba, indiscutiblemente, en que sin estar consciente de estar vivo, no se valora la vida; en cambio, estando consciente, se agradece, primero que nada, al Supremo la gracia de estar vivo, y se valoran, por lo tanto, cada uno de los instantes en que uno permanece con vida.

Asegurar, de acuerdo al adagio popular, que "nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde", resulta demasiado fatalista:

Hay personas que en este mundo sí saben lo que tienen, la vida, y disfrutan de ella compartiéndola con la de los demás.

Sea usted una de estas personas. No caiga en el error de "no saber lo que tiene hasta que lo haya perdido"; resístase a formar parte de ese "nadie" que nunca supo que tenía vida y por lo tanto, nunca supo valorarla.

Piense cuál seria la reacción de una persona que hubiera muerto y que de repente, milagrosamente, se le otorga vida de nuevo.

Usted no tuvo que morir ayer para estar vivo hoy; sin embargo, ese regalo le fue otorgado nuevamente y no deja de ser el más maravilloso que hay.

miércoles, 18 de febrero de 2015

¿SERÁS LO QUE DEBAS SER?


No hay análisis posible si no se logra que el paciente se implique en aquello que le acontece.
 El único cambio que puede trabajarse es el de la persona que consulta. 
Y si tú sientes que eres de esa gente que espera el cambio en el afuera y en los demás, déjame decirte que malgastas tu tiempo y energía. Tienes que cambiar tú. Apenas eso puedes. 

¿Los otros entonces continuarán igual?
 No lo sabes.

 Tal vez su accionar también se modifique a partir de tu cambio. 
Tal vez cambien para bien o para mal. 
Tal vez debas dejarlos atrás y continuar tu vida sin ellos. 
Es probable que debas pagar el precio de perder ciertos vínculos, lo cual puede que finalmente resulte saludable. 
De todos modos, no tienes otra opción. 

Ten presente que no se trata de que cambies a esos otros, sino de que cambies tú frente a esos otros que no cambian.
No importa qué pesares estén ocurriendo hoy en tu vida. 
Pero no pierdas tiempo pretendiendo lograr un cambio en el afuera mientras tu permaneces en el mismo lugar. 

El único cambio al que puedes aspirar es al que tiene que ver con tu persona. Y dicho cambio solo será posible cuando comprendas que tú mayor problema eres tú mismo.

domingo, 15 de febrero de 2015

¿Tu sabes amar?


Yo estoy aprendiendo.
Estoy aprendiendo a aceptar las personas, Aun en las decepciones cuando huyen del ideal que tengo para ellas.
Cuando me hieren con palabras o acciones impensadas.

Es difícil aceptar a las personas como son, no ..como yo deseo sean…
Es difícil, muy difícil, pero estoy aprendiendo…

Estoy aprendiendo a amar, estoy aprendiendo a escuchar, escuchar con los ojos y oídos, escuchar con el alma…
Escuchar lo que dice el corazón.
Escuchar el mensaje que se esconde entre las palabras superficiales.

Descubrir la angustia disfrazada, la inseguridad enmascarada, la soledad encubierta.

Penetrar la sonrisa fingida, la alegría simulada, la palabra exagerada.
Descubrir el dolor de cada corazón

Poco a poco, estoy aprendiendo a amar.
Estoy aprendiendo a perdonar…
Porque el amor perdona, escarba en la tristeza, curando las cicatrices que la incomprensión y la insensibilidad grabaron en el corazón.

El amor no alimenta heridas con pensamientos dolorosos, no cultiva ofensas, silenciando nuestra voz, anulando nuestra esencia.

Paso a paso estoy aprendiendo a perdonar, a amar, estoy aprendiendo a descubrir el valor que representa cada vida, y todas las vidas.

Estoy aprendiendo a ver, en las personas su alma, y las posibilidades que Dios les dio.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Amor y Distancia

Amamos nuestra casa, pero vivimos bajo el miedo de perderla.

Amamos nuestros padres e hijos, pero tememos su muerte.

Amamos nuestra pareja, pero sufrimos por celos.

Amamos nuestras mascotas, pero limitamos su aproximación.

Amamos nuestros vecinos, pero evitamos la intimidad.

Amamos nuestro automóvil, pero tememos asaltos y accidentes.

Amamos nuestros amigos, pero no confiamos en ellos totalmente.

Amamos nuestro trabajo,
pero nos preocupamos con perder el empleo.

Amamos nuestras diversiones,
pero no soltamos nuestras tensiones.

Amamos nuestra escuela,
pero nos perturbamos con calificaciones y maestros circunspectos.

Amamos nuestra religión, pero creemos en el castigo.

Amamos nuestro pasado, pero guardamos rencores y ofensas.

Amamos nuestro futuro, pero tememos ver desmoronarse nuestros sueños.

Es así que tan mal vivimos en el momento presente
y es solo por temor que dejamos de amar completamente
todas las cosas y a tantas personas.

¿No estaría bien vivir como merecemos,
dejando de lado los miedos únicamente para ver que sucede?

Una carta a la vida


Hola vida!!!
Soy yo.
Me reconocés?

Soy la persona que todos los días agradece,
el poder disfrutarte...
Soy esa que aspira el aire más puro,
que puedas irradiar.
Soy esa que es difícil que en el día
no pueda esbozar una sonrisa,
porque le nace aunque por dentro llore.
Soy  esa que es feliz saludando a la gente,
porque ese saludo transforma mi día.
Soy  la que se enternece con la lágrima de un niño, con un anciano conbastón
o con una pareja de enamorados.

Soy aquella  que todo el tiempo necesita decirle a la gente que quiere,
que la quiere mucho,
para que no se olviden y para que sientan
lo lindo que es escuchar esas palabras.

Soy esa a la que le gustan los abrazos enormes, porque  se siente contenida.
Soy la que puede dar todo por el otro
sin pedir nada a cambio.

Soy aquella que tiene deseos de libertad y sin embargo acepta el letargo.
Soy esa que sueña con un mañana diferente,
tan lindo...  que parece inalcanzable.

Soy esa que vive de ilusiones...

Soy la que sube a un caballo y
puede galopar y galopar por horas,
sintiendo el aire golpear en su cara
y sentir la libertad .

Soy esa que puede tener cientos de amigos, grandes o chicos, mujeres u hombres
y sin embargo sentir la soledad.
Soy aquella que tiene un corazón gigante,
pero se siente vacía.

Aquella a la que con pequeños gestos,
le llenan el alma.
Esa que a veces reza mucho mucho...
tan sólo para cumplir un pequeño deseo.

Soy la típica mujer que mira una película romántica y se queda llorando largas horas
como si fuera la protagonista.

Soy esa mujer, que por dentro se siente una niña.
Soy esa, que es feliz cumpliéndole
el sueño a alguien
o simplemente haciéndolo sonreir.

Soy aquella que es feliz con las pequeñas cosas.
A la que le gustan las largas charlas con amigos...

Soy la que va y vuelve hasta su casa,
cantando alguna canción en voz alta,
sin importar que la miren en forma extraña.

Soy la que puede estar sentada
por largos minutos en una piedra,
contemplando el atardecer aunque este helando...

Soy la que cuando camina a la noche
y puede contemplar una inmensa luna llena naranja, pide deseos y agradece tan hermosa postal.

Soy aquella chiquilina que todavía se acuesta,
en la reposera de su casa a mirar las estrellas , viendo si aparece una estrella fugaz
para pedir un deseo.

Soy, la que busca un instante mágico en cualquier momento del día y eso es suficiente para seguir...

Soy aquella que ve sonreir sus hijos
y su corazón rebalsa de alegría.

Soy esa mamá que daría la vida por sus hijos,
esa que necesita que sepan que,
los ama inmensamente.

Soy una enamorada de vos, vida...
De tus días, sean soleados o lluviosos,
calurosos o fríos.

Simplemente esa soy yo, vida...
Y esa yo, te dice que:
hoy, mañana y talvez por un gran tiempo
seguirimos despertando juntas y r
iéndonos mutuamente.

Hoy quiero decirte todo esto,
porque aunque no puedas hablarme,
se que podés escucharme y
también se que es hermoso saber que alguien te dice gracias vida...
gracias porque estoy viva...
porque no tengo todo lo que quiero,
pero tengo todo lo que puedo,
no se si tengo mucho pero tengo lo que necesito y hasta quizá lo que otros no pueden tener...

Y eso es más que suficiente para mí
Gracias y hasta siempre

lunes, 2 de febrero de 2015

Mensaje sobre la autoestima


La mayor parte de nuestra desilusión de las personas y los cambios negativos que notamos en los otros corresponde a que nosotros fuimos a esa relación esperando recibir algo o bien nos formamos una idea de que esa persona iba a llenar nuestros vacíos. La cruda realidad es que nadie puede llenar un vacío en nuestro interior sino nosotros mismos.

Una persona que ha sido abandonada de niño por sus mayores o que no recibió mucho cariño, lejos de buscar a alguien que le ame, le proteja, le de seguridad, lo que busca inconscientemente, sin darse cuenta y aunque crea que busca todo lo contrario, es que la vuelvan a abandonar, a desproteger, a dar inseguridad... mientras ese vacío no esté lleno de amor, pero de amor por uno mismo.

Aquel mandamiento cristiano de "Amar al prójimo como a tí mismo" se cumple muy mediocremente pues no amamos al prójimo (mas bien ni siquiera lo respetamos) porque no nos amamos y tenemos una muy mala opinión de nosotros mismos. Por lo que cualquier terapia, de cualquier tipo debería empezar por ¿cómo está mi autoestima?

Y una buena forma de comenzar a analizar mi autoestima es observando cómo cumplo mis compromisos. Cuando digo a una amiga "Mañana te llamo" ¿lo hacemos o sólo era para sacarnos de encima una conversación que no queríamos?

Cuando hago una promesa ¿la cumplo, la postergo o la olvido?

Si me propongo cosas como "Mañana hago ese trámite, empiezo la dieta, visito a mis abuelos, hago ejercicios de gimnasia, etc.” ¿ lo cumplo?

La mala autoestima viene desde dentro y no creemos en nosotros mismos porque hemos sido continua, vil y cruelmente engañados por nosotros mismos al no cumplir con nosotros mismos, al mentirnos a nosotros mismos, al juzgar a otros para tapar nuestros propios errores.

Comienza ahora mismo a verte como eres y a aceptarte, pero para mejorar, no para tu propia complacencia. Observa lo que no te gusta y cámbialo, nadie si no tú puede hacerlo. Sólo tú tienes todo el poder sobre tí mismo y adquiere buenos hábitos de la misma forma que adquiriste los nefastos: repitiéndolos.

Al mejorar tu autoestima, verás como aprendes a amarte, a llenar el vacío de tu corazón y a ser una mejor persona para atraer a ti a personas valiosas. Como tú.

viernes, 30 de enero de 2015

Porque deberiamos imitar a los gansos


Cuando tu ves gansos volando hacia el sur en el invierno en fomación de "V", te podría interesar lo que la ciencia ha descubierto de porqué se forman de esa manera.

Las investigaciones han revelado que en el momento en que cada pájaro mueve sus alas crea un levantamiento para el pájaro que está inmediatamente después de él.

Volando en forma de "V" toda la parvada aumenta cuando menos un 71% de mayor rango de vuelo comparado con el del pájaro que vuela por sí solo (la gente que comparte una dirección común y un sentido de comunidad llegan a donde ellos quieren más fácil y más rápidamente porque viajan en equipo).

Cuando algún ganso se sale fuera de la formación inmediatamente siente la resistencia del aire al estar tratando de ir solo, y vuelve a su formación para tener las ventajas del levantamiento del pájaro que está enfrente de él (si nosotros como personas tuviéramos tanto sentido como un ganso, nos quedaríamos en formación y así todos los que van formados junto con nosotros).

Cuando el líder se cansa se va hasta la parte de atrás de la formación "V" y otro ganso vuela hasta ese punto (se vale tomar turnos cuando uno hace trabajos duros).

Los gansos graznan desde atrás para motivar a aquellos que está al frente para que puedan seguir con su velocidad (¿Qué es lo que nosotros decimos cuando graznamos desde atrás?)

Y finalmente, cuando un ganso se enferma o es herido por un rifle y se cae, otros dos gansos se salen de la formación y bajan para ayudarlo y protegerlo. Se quedan con él hasta que se recupere para volar o muera, y luego vuelan por sí solos o con alguna otra formación para alcanzar a su propio grupo (si tuviéramos el sentido de los gansos, estaríamos apoyándonos los unos a los otros de la misma manera).

Quien quiera que haya sido el primero en llamar a una persona "ganso tonto" nunca supo lo suficiente acerca de gansos.

miércoles, 28 de enero de 2015

Gente Tóxica


Las palabras motivan o hieren profundamente, los seres humanos somos increíblemente frágiles, emocionalmente somos tan delicados que las palabras tienen el gran poder de perfilar nuestras vidas.

Aquellas personas que descargan comentarios negativos que nos hieren, las podríamos llamar "gente tóxica", y puede ser cualquiera: un amigo, un hermano, un jefe, tu mamá o tu papá, e incluso nuestra pareja.

Sus comentarios sabotean de alguna manera nuestros esfuerzos por llevar una vida feliz y productiva. Una persona puede ser tóxica para alguien y no serlo para los demás.

A todos nos gusta ganarnos el respeto, la aceptación, el reconocimiento de los demás y escuchar palabras de aliento.

Tristemente, no siempre es así, no falta la persona tóxica. Reconocer a una persona tóxica y saber qué hacer si nos topamos con ella, es de gran ayuda

¿Cómo identificarla?.



    1 ¿Te pones de mal humor o te sientes menos después de una charla con ella?
    2 ¿Te sientes poco atractivo estando con esta persona?
    3 ¿Te ignora?
    4 ¿Te provoca dolor de cabeza, te tensa y sientes alivio cuando se va?
    5 ¿Al hablarle tartamudeas o cambia de expresión tu cara?

    

Si contestaste "si", te podrás dar cuenta de que estas personas cambian nuestro comportamiento y nuestros sentimientos.

Una persona con baja autoestima hará cuanto pueda por sabotear las relaciones o para sentirse importante, la raíz en la mayoría de los casos son los celos y se actúa de manera irracional.

A la gente tóxica le molesta cuando otro tiene éxito, cuando es atractivo, popular, simpático, culto, etc.

Vivir por darle gusto a todo el mundo, es imposible, así como sacrificar ciertas cosas sólo para ser "aprobados".

Lo que tenemos que hacer es amarnos y aceptarnos y comprender que para alguien siempre seremos una amenaza a su seguridad y sin una razón específica.

Dice un dicho: "No sé cuál es la clave del éxito: pero la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo".


        Hay varios tipos de "tóxicos":

        El que a todo mundo recorta
        El del Club de la Lágrima Perpetua
        El mosca muerta
        El chismoso
        El que disfruta difundir malas noticias
        El machista

        El sabelotodo
        El metiche
        El que se cree simpático
        El que mira por el hombro de los demás...

        

        Hay que evitar el contacto con la gente tóxica, pero cuando esto no sea posible, respira hondo y trata de comprenderla: Es probable que no tenga suficiente amor en su vida.

martes, 20 de enero de 2015

La Luz

Hace cientos de años, había un hombre en una ciudad de Oriente. Un hombre que una noche caminaba por las oscuras calles llevando una lámpara de aceite encendida. 
La ciudad era muy oscura en las noches sin luna como aquella. En determinado momento, se encuentra con un amigo. EI amigo lo mira y de pronto lo reconoce se da cuenta de que es Guno, el ciego del pueblo, entonces, le dice: ¿Qué haces Guno, tú ciego, con una lámpara en la mano? Si tú no ves…
Entonces, el ciego le responde: -Yo no llevo la lámpara para ver mi camino. Yo conozco la oscuridad de las calles de memoria. Llevo la luz para que otros encuentren su camino cuando me vean a mí… No sólo es importante la luz que me sirve a mí sino también la que yo uso para que otros puedan también servirse de ella.
¿No sabes que alumbrando a otros, también me beneficio yo, pues evito que me lastimen otros que no podrían verme en la oscuridad?-
Cada uno de nosotros puede alumbrar el camino para uno y para que sea visto por otros, aunque uno aparentemente no lo necesite.
MORALEJA: Alumbrar el camino de los otros no es tarea fácil, muchas veces en vez de alumbrar, oscurecemos mucho más el camino de los demás. ¿Cómo? A través el desaliento, la crítica, el egoísmo el desamor, el odio, el resentimiento… ¡Que hermoso sería si todos ilumináramos los caminos de los demás, sin fijarnos si lo necesitan o no! Llevar luz y no oscuridad. Si toda la gente encendiera una luz, el mundo entero estaría iluminado y brillaría día a día con mayor intensidad.
Todos pasamos por situaciones difíciles a veces, todos sentimos el peso del dolor en determinados momentos de nuestras vidas, todos sufrimos en algunos momentos y lloramos en otros. Pero no debemos proyectar nuestro dolor cuando alguien desesperado busca ayuda en nosotros. No debemos exclamar como es costumbre: "La vida es así" llenos de rencor y de odio. No debemos… al contrario, ayudemos a los demás sembrando esperanza en ese corazón herido. Nuestro dolor es y fue importante, pero se minimiza si ayudamos a otros a soportarlo, si ayudamos a otro a sobrellevarlo.

viernes, 16 de enero de 2015

El ladron de sueños.

Ante un grupo de niños un hombre narró la siguiente historia:

Había una vez un muchacho quien era hijo de un entrenador de caballos. El padre del muchacho era pobre y contaba con apenas unos pocos recursos para mantener a su familia y mandar al muchacho a la escuela. Una mañana en la escuela, estando el muchacho en la clase, el profesor le pidió a los alumnos que escribieran la meta que quisieran alcanzar para cuando fueran adultos.

El joven escribió una composición de siete páginas esa noche en la que describía su meta. Escribió su sueño con mucho detalle y hasta dibujó un plano de todo el proyecto:

el rancho, las pesebreras, la ganadería, el terreno y la casa en la que quería vivir; en fin, puso todo su corazón en el proyecto y al día siguiente lo entregó al profesor.

Dos días más tarde, recibió de vuelta su trabajo reprobado, y con una nota que decía:"venga a verme después de clases". El chico del sueño fue a ver a su profesor y le preguntó ¿por qué me reprobó? El profesor le dijo:"es un sueño poco realista para un chico como tú. No tienes recursos; vienes de una familia pobre. Para tener lo que quieres hacen falta muchas cosas y además mucho dinero.

Tienes que comprar el terreno, pagar por la cría original y después tendrás muchos gastos de mantenimiento. No podrías hacerlo de ninguna manera. A continuación el profesor agregó: si vuelves a hacer el trabajo con objetivos más realistas, reconsideraré tu nota".

El chico volvió a su casa y pensó mucho. También le preguntó a su padre qué debía hacer. Éste le respondió:" mira hijo, tienes que decidir por ti mismo; de todos modos, creo que es una decisión importante para ti, ¿cierto?"

Finalmente después de reflexionar durante una semana, el chico entregó el mismo trabajo, sin hacer cambio alguno.

Le dijo al profesor:"usted puede quedarse con mi mala nota, yo me quedaré con mi sueño".

Al concluir el hombre miró a los niños y les dijo:"les cuento esta historia porque es mi historia. Aquí estamos en medio de la casa de mis sueños, dentro del rancho que me propuse conseguir por que esa era la meta de mi vida. Aún conservo aquella tarea del colegio enmarcada sobre la chimenea".

Luego agregó: "lo mejor de la historia es que hace dos años, ese mismo profesor trajo a treinta chicos a visitar mi rancho". Y al irse el profesor me dijo: "mira, ahora puedo decírtelo. Cuando era tu profesor, era una especie de ladrón de sueños. Durante esos años, le robé un montón de sueños a los niños. Por suerte tuviste la suficiente fortaleza para no abandonar el tuyo’."

No dejemos que nadie nos robe nuestros sueños, ni tampoco le robemos a otros los suyos.

Que encuentres paz en estas palabras:


"Dejar ir" no significa dejar de cuidar, significa que no puedo hacerlo por otra persona.
"Dejar ir" no es aislarme, es darse cuenta que no puedo controlar a otro.
"Dejar ir" no es permitir, sino reconocer el aprendizaje de las consecuencias naturales.
"Dejar ir" es admitir la impotencia, que significa que el resultado no esta en mis manos.
"Dejar ir" no es tratar de cambiar o culpar a otro, es sacar lo máximo de mi mismo.
"Dejar ir" no es cuidar, sino atender.
"Dejar ir" no es reparar, sino ser de apoyo.
"Dejar ir" no es juzgar, sino permitirle a otro que sea un ser humano.
"Dejar ir" no es estar en el medio arreglando todos los resultados, sino permitir a otros que influyan en sus propios destinos.
"Dejar ir" no es ser protector, es permitir a otro que enfrente la realidad.
"Dejar ir" no es negar, sino aceptar.
"Dejar ir" no es regañar, reprender o discutir, sino buscar mis propios defectos y corregirlos.
"Dejar ir" no es ajustar todo a mis deseos, sino tomar cada día como viene y apreciarme a mi mismo en el.
"Dejar ir" no es lamentar el pasado, sino crecer y vivir para el futuro.
"Dejar ir" es temer menos y amar mas."
Louise Hay.

miércoles, 14 de enero de 2015

Consejos para vivir felíz

El poeta Sufí Rumi escribió:

"Tus críticas abrillantan mi espejo"

Si comprendes quien eres y te respetas, las críticas no te supondrán ningún problema sino que te brindarán la oportunidad de volverte una persona mejor.

Cuando te sientes imperfecto o inseguro, la crítica es como una amenaza y crees que debes defenderte.

Cuando te sientes seguro, no perfecto sino seguro, puedes escuchar las críticas y tener en cuenta su valor. Puedes decir, "lo siento", y "gracias por abrillantar mi espejo".

Y cuando sea conveniente podrás aprender de las críticas y mejorar tu conducta. Digo cuando sea apropiado porque hay personas a las que les encanta encontrar defectos en otros. Ése es su problema...

Recuerda que todos somos lienzos en blanco. Si presentas un lienzo en blanco como tu obra de arte, no te pondrán buena nota. Pero la creación empieza cuando comienzas a trabajar, sobre todo si consideras el lienzo en blanco una oportunidad de expresar tu talento y no una posibilidad de fracasar. Y recuerda que el lienzo no se termina mientras dura la vida.
Cuando nos encontramos fluyendo en la dirección incorrecta, es más fácil pensar en quién tiene la culpa que cambiar de dirección.

Piensa en ello.

Imagina que tomas un tren y tan pronto como sale de la estación te das cuenta de que va en dirección equivocada. ¿Te enfadas y echas la culpa al tren o reconoces tu error, te bajas en la primera estación y cambias de andén para tomar el correcto?

Culpar a los demás de nuestra pérdida de rumbo es tentador.

Recibimos mucha información sobre la vida pero poca educación de la vida por parte de nuestros padres, maestros y otras figuras de autoridad, que por su experiencia saben más de ella.

La información se basa en los hechos, la educación en la sabiduría y el conocimiento de cómo amar y cómo sobrevivir.

Pero, por más consejos que te den, eres tú quién decide que tren tomar. Mientras recorres la vida, presta atención a los indicadores y las estaciones.

Si no te gusta lo que ves, tira del freno de emergencia y bájate del tren.

No hay otro interventor que lo haga por ti ni tienes que pedir permiso a nadie para hacerlo.

Es tu vida, tu viaje, el que tu mismo conduces.

lunes, 12 de enero de 2015

Dejar ir es un proceso espiritual, emocional


Dejar ir es un proceso espiritual, emocional, mental y físico, y a veces un misterioso proceso metafísico de soltarle a Dios y al universo aquello a lo que nos estamos aferrando tanto.
Dejamos ir nuestro agarrarnos de la gente, de los resultados, de las ideas, sentimientos, deseos, necesidades, de todo. 
Dejemos ir nuestro tratar de controlar nuestro progreso en la recuperación. 
Sí, es importante reconocer y aceptar lo que queremos y lo que queremos que suceda. Pero es igualmente importante que a continuación lo dejemos ir.

Dejar ir es la parte de acción de la fe. Es una conducta que le da permiso a Dios y al universo de enviarnos lo que nos toca tener.

Deja ir significa que reconozcamos que aferrarnos con tantas fuerzas no nos está ayudando a resolver el problema, a cambiar a la persona o a obtener el resultado que deseamos. No nos está ayudando a nosotros. De hecho, aprendemos que el aferrarnos a veces nos impide obtener lo que queremos y necesitamos.

¿Quiénes somos nosotros para decir que las cosas no están ocurriendo exactamente como necesitan suceder?

Hay magia en el dejar ir. 
A veces obtenemos lo que queremos poco después de que lo hemos dejado ir. 
A veces lleva más tiempo. 
A veces el resultado específico que deseamos no ocurre. 
A veces sucede algo mejor.

Dejar ir nos libera y nos conecta con nuestra Fuente.
Dejar ir crea el ambiente óptimo para los mejores resultados y soluciones posibles.

“Hoy me relajaré. 
Dejare ir lo que más me está perturbando. 
Confiaré en que al dejarlo ir, he empezado a poner las ruedas en movimiento para que las cosas se resuelvan de la mejor manera posible”.

Como mantener tu dia bello y positivo


Puedes pensar que la vida está llena de sinsabores, de tristezas y de malos momentos...
Pero la vida puede ser bella si aprendes a mirar con buenos ojos lo que tienes por delante.

Hay muchos motivos por los que estar feliz, abre tus ojos, comienza a contar tus bendiciones… y camina con la cabeza bien alta, eres una mujer maravillosa.
Sonríe, la vida es bella

Dios nos ha rodeado de tanta belleza que tan sólo necesitamos abrir los ojos para comprobarlo: el cielo tan lleno de estrellas, un bebé que sonríe despreocupado…
Enfrenta tus días con los ojos abiertos a las cosas buenas:
levantándote cada mañana y diciendo “¡gracias Señor!”… ¡Sobre todo porque te ha regalado otro día más para vivir!

Trata de hacer de tu día algo positivo y bello, y no dejes que el estrés o los problemas te abrumen.

Sonríe a la tristeza, levanta la cabeza y camina como con seguridad, que el mundo está a tus pies.

Hay personas que viven en completa amargura y nunca te darán una frase de aliento (todo lo contrario, seguramente te criticarán. No verán tus cualidades sino solamente tus defectos).
A esa clase de personas demuéstrales lo segura y fuerte que eres! Demuéstrales lo feliz que eres, con toda esa autoestima que sube más allá de las nubes…

No dediques las noches a pensar en tus problemas.
Tenemos la mala costumbre de llevar todos nuestros problemas a la cama, y eso no nos ayuda en nada.
Debes descansar, reconociendo que tienes el día a día para solucionar tus problemas.

Piensa en cosas positivas...

Sobre todo, piensa en aprovechar cada minuto que pasa, porque el tiempo se va y no regresa.
Y no olvides que tu cuerpo necesita del descanso, del ejercicio y del buen trato… así que no lo lastimes quedándote en desvelo pensando en cosas que muchas veces no tienen solución.

Llénate de propósitos y de buenos sentimientos.

Haz de tu hogar un lugar maravilloso: llénalo de luz y de energía positiva.
Verás que así cada día te sentirás mejor.
Y finalmente, dale gracias a Dios por todo lo que tienes y sonríe, que eso te dará fuerzas y felicidad.

domingo, 4 de enero de 2015

Como empezar el año nuevo


Empezar un nuevo año como si fuera cualquier cosa, es una enorme torpeza.
Un año de vida es un regalo demasiado grande para echarlo a perder.

¿Alguna vez has sentido en lo más hondo de tu ser ese deseo profundo y enorme de mejorar o de cambiar?

Si es así, no dejes que el deseo se escape, porque no todos los días lo sentirás..

El inicio de un nuevo año es el momento para reunir las fuerzas y toda la ilusión para comenzar el mejor año de la vida, porque el que se proponga convertir éste en su mejor año, lo puede lograr.

El año nuevo es una oportunidad más para convertir la vida, el hogar, el trabajo en algo distinto. "Quiero algo diferente, voy a comenzar bien, así será más fácil seguir bien y terminar bien.

Quizá el año pasado no fue mi mejor año, me dejó un mal sabor de boca; éste va a ser distinto, quiero que así sea, es un deseo, es un propósito, y no lo voy a echar a perder. Tengo otra oportunidad que no voy a desperdiciar, porque la vida es demasiado breve".

¿Quién es capaz de decir: "Desde hoy, desde este primer día, todo será distinto.?

En mi hogar, me voy a arrancar ese egoísmo que tantos males provoca, voy a estrenar un nuevo amor a mi pareja y a mi familia, seré mejor padre o madre. Seré también distinto en mi trabajo, no porque vaya a cambiar de trabajo, sino de humor. Incluso voy a desempolvar mi fe, esa fe arrumbada y llena de polvo, voy a poner un poco más de oración, de cielo azul, de aire puro en mi jornada diaria.

Algunos ven que su vida pasada fue gris, vulgar y mediocre, y su gran argumento y razón para desesperarse es: "He sido un don nadie, ¿qué puedo hacer ya?".

Pero otros sacan de ahí mismo el gran argumento, la gran razón para el cambio radical positivo: "No me resigno a ser vulgar, quiero resucitar a una vida mejor, quiero luchar, voy a trabajar, quiero volver a empezar".

Un año recién salido de las manos del autor de la vida, es un año que aún no estrenas. ¿Qué vas a hacer con él?, ¿El año pasado no te gustó?, ¿No diste la medida?, ¿Con éste qué vas a hacer?

Un nuevo año recién iniciado: Todo comienza si tú quieres, todo vuelve a empezar...

Todos desean a los demás y a si mismos un buen año, pero pocos luchan por obtenerlo. Prefiero ser de los segundos.

Entradas populares